sábado, 31 de diciembre de 2016

El Patologo Forense Sarita Valdez afirma ejecución de Percival Matos fue ordenada para satisfacer el morbo del momento

SANTO DOMINGO, Republica Dominicana.- El exteniente del Ejército John Pércival Matos fue “ejecutado” por la Policía para complacer “el morbo del momento”, a juicio del  patólogo Sergio Sarita Valdez.
“Había una persona que había hecho un asalto, que tenía varios delitos pendientes con la Justicia, y ahora de pronto la efectividad de los sistemas de seguridad es tan grande, que le meten decenas y decenas de balas. Y la gente dice: ya se acabó la delincuencia, se acabó la criminalidad, el país entra en paz y en progreso”, afirmó.
Explicó que “lo relevante del caso ya no es la autopsia que se le haga al cadáver de Pércival Matos, sino que las autoridades tenían rodeado para su fácil captura al sospechoso, quien en los tribunales pudo haber revelado las conexiones que tenía en instituciones de poder para que la estructura criminal a la que pertenecía”.
“Ahora ya no se puede, ahora ya está muerto y no habla”, subrayó Sarita Valdez en el programa “La Súper 7 en La Mañana”, que se transmite por La Súper 7 (107.7 FM), donde fue entrevistado vía telefónica.
Dijo que “me causó mucha tristeza observar el manejo de la escena del crimen, ya que se está desperdiciando los procedimientos muy útiles de la investigación para complacer el circo y teatro para consumo de la población”.
“También nos preocupa que medios de comunicación y personas pudieran divulgaran en las redes sociales imágenes con el cuerpo de Pércival, sin tomar en cuenta los daños que esto provoca a niños con problemas emocionales, así como a la propia sociedad que pierde la sensibilidad”, agregó.
Pércival Matos resultó muerto en un enfrentamiento con policías y militares en el motel La Fuente del Placer, en Bonao.
Era perseguido por al menos tres asaltos en plazas comerciales del Gran Santo Domingo, el último de los cuales ocurrió la noche de este lunes en la sucursal del Banco Popular de Plaza Lama.

El misterio de la Jeepeta donde mataron a Percival y otros datos asombro...

Fue puesta en libertad mujer ligada a banda de John Percival

Por redaccion 

Santo Domingo, Republica Dominicana.-La Fiscalía del Distrito Nacional despachó este sábado a Anairis Linares Ramírez, quien permanecía detenida para fines de investigación por el caso de la banda de asaltantes de entidades bancarias vinculadas a Brayan Peter Félix Paulino y John Percival Matos, este último muerto a tiros por la policía en una cabaña de Bonao.
El Ministerio Público no solicitará medidas de coerción contra la joven, de 23 años, quien fue sacada de manera discreta por la parte trasera del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, acompañada de varios oficiales policiales.
Anairis fue dejada detenida ayer viernes luego de un interrogatorio de más de cinco horas que le realizó la fiscal Yeni Berenice Reynoso, luego de que se entregó a las autoridades,
Linares Ramírez se entregó el jueves en la noche debido a que andaba con Brayan, quien está prófugo, y la yipeta en que se sindica como la usada por los imputados fue adquirida a su nombre en La Vega.: 

jueves, 29 de diciembre de 2016

Aquí todo lo que publicaba Jhon Percival en su muro de Facebook se están aclarando muchas cosas ahí puede estar la razón de su rebeldía hay que analizarlo

Foto de perfil del muro de FaceBook de John Pércival
Foto de perfil del muro de FaceBook de John Pércival

¿Qué publicaba Jhon Pércival en su muro de FaceBook?

Lo que publica cualquier persona en su muro de FaceBook puede ayudar a entender su personalidad y a ver tendencias en su proceder.
Luego que John Pércival ha muerto bajo una lluvia de balas, nos hemos detenido a observar qué cosas publicaba él en su “muro” y he encontrado que una serie de mensajes sucesivos suyos reflejaban un punto de vista político claramente orientado en una dirección.
Él no publicaba puntos de vistas suyos, sino que compartía los de otros con los que parecía estar de acuerdo.
La aplastante mayoría de sus publicaciones hacían alusión a las luchas sociales.
En ningún caso se refería a hechos criminales, de bandas ni delincuenciales, lo que obligará a urgar más en la mentalidad de quienes lo acompañaban para entender qué los motiva al tipo de acción que les son imputadas.
¿De qué se trata todo esto?
¿John Pércival Matos era un vulgar atracador o sus acciones y la de sus amigos tenían otras motivaciones, quizás políticas?
A continuación les mostramos una serie de entradas consecutivas publicadas por él en su muro de FaceBook
El pasado 1 de Junio, Pércival Matos compartió una publicación de Jhonny Jiménez, en la que este citaba una emblemática frase del ideario de Juan Pablo Duarte:
-“Nunca me fue tan necesario como hoy el tener salud, corazón y juicio; hoy que hombres sin juicio y sin corazón conspiran contra la salud de la Patria”.
 
Ese mismo día compartió la siguiente entrada tomada del muro del Comandante del Pueblo.
 

  El 31 de mayo compartió la siguiente publicación de Ramón Durán
 

 
El 28 de mayo compartió esta otra entrada, tomada del muro “Somos Pueblo”
 

  El 27 de mayo compartió esta fotografía
 

 
También el 27 de Mayo compartió esta cita del libertador Simón Bolivar
 

  El 26 de  mayo compartió esta entrada tomada del muro de rebulurd.com
 

  Las siguientes son otras entradas que él compartió en su muro
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DE ULTIMA HORA--Estados Unidos expulsa a 35 diplomáticos rusos por ciberataques durante la campaña electoral


Putin y ObamaImage copyrightREUTERS
Image captionEl clima de las relaciones entre Moscú y Washington han empeorado en años recientes.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció una serie de duras medidas contra Rusia, país al que acusa de intentar influir en las elecciones presidenciales de noviembre pasado mediante ataques informáticos.
La Casa Blanca dijo este jueves que 35 diplomáticos rusos, de la embajada de ese país en Washington y del consulado en San Francisco,han sido declarados "persona non grata" y serán expulsados.
A estos individuos y sus familias se les darán 72 horas para que abandonen el país.
Las sanciones anunciadas responden al robo por parte de hackers presuntamente vinculados al Kremlin de información de los servidores del Comité Nacional del Partido Demócrata de Estados Unidos, así como de emails del director de la campaña presidencial de Hillary Clinton, John Podesta.
Estos materiales luego fueron divulgados durante la campaña electoral a través de la plataforma Wikileaks.
Varias agencias de inteligencia estadounidenses, incluida la CIA y el FBI, concluyeron que la divulgación de esta información buscaba dañar a Clinton y al Partido Demócrata con el objetivo de favorecer la candidatura presidencial de Donald Trump.
"Es hora de que nuestro país siga adelante para ocuparse de cosas más grandes y mejores", dijo Trump este jueves tras conocerse la noticia de las sanciones.
El presidente electo, que en el pasado ha dicho que quiere mejorar las relaciones entre Washington y Moscú, dijo esta vez que en atención a los intereses del país, se reunirá la próxima semana con los líderes de la comunidad de inteligencia con el fin de obtener una actualización sobre los hechos relacionados con este caso.

Otras medidas

Además de la expulsión de diplomáticos, las medidas contra Moscú adoptadas por Estados Unidos incluyen el cierre de dos centros de inteligencia pertenecientes al gobierno ruso, ubicado uno en Nueva York y el otro en Maryland.
También se han anunciado sanciones contra otros seis individuos, dos agencias rusas de inteligencia (GRU o inteligencia militar y FSB o servicio de seguridad nacional) y tres empresas que contribuyeron a las operaciones cibernéticas.

Barack ObamaImage copyrightGETTY IMAGES
Image captionEl presidente Barack Obama dijo que tomará otras medidas contra Rusia que no serán anunciadas.

El Departamento del Tesoro de EE.UU. dijo que estas medidas apuntan a los responsables de "socavar los procesos o instituciones electorales".

Altas instancias

En un comunicado, el presidente Obama afirmó que ciberataques como el sufrido por el Partido Demócrata sólo podían haber sido dirigidos por las más altas instancias del gobierno ruso.
El mandatario añadió que todos los estadounidenses deberían alarmarse por las acciones de Moscú y que los países aliados de EE.UU. deberían "trabajar juntos contra los esfuerzos de Rusia por debilitar las normas de conducta internacional y por interferir con los gobiernos democráticos".
Informó que su gobierno desclasificará información técnica relacionada con la actividad cibernética rusa para "ayudar a los defensores de la red en EE.UU. y en el extranjero a identificar, detectar y detener la campaña global de actividades cibernéticas maliciosas de Rusia".
Advirtió además que las anteriores no son las únicas medidas que tomará contra este país.
"Seguiremos ordenando una serie de acciones en el momento y lugar que elijamos, pero no todas serán difundidas", dijo en un comunicado emitido por la Casa Blanca.

Hillary ClintonImage copyrightGETTY IMAGES
Image caption¿Realmente afectaron los ciberataques rusos a la campaña de Hillary Clinton?

Represalias

En una declaración conjunta del Departamento de Seguridad Interior y el FBI, las agencias de inteligencia estadounidenses describen los ciberataques rusos como una "campaña de una década" que incluía robo de información del gobierno, universidades, organizaciones políticas y corporaciones, y su posterior divulgación pública".
Las agencias de inteligencia estadounidenses coinciden en que Moscú interfirió en la campaña de los comicios presidenciales del 8 de noviembre con ataques informáticos contra los demócratas y la campaña de la candidata Hillary Clinton para alterar el resultado de las elecciones y favorecer al republicano Donald Trump.
Rusia siempre ha negado cualquier intento de influir en las presidenciales.
Un portavoz del Kremlin dijo a periodistas en Moscú que el presidente ruso, Vladimir Putin, consideraría medidas de represalia ante el anuncio de Obama.
Dmitry Peskov, vocero del Kremlin, dijo que las acciones son "una manifestación de una política exterior impredecible y agresiva", que no tienen fundamento y que no son legales.

Temas relacionados

Fallece joven tenia 8 días en cuidados intensivos por fumar Hookah

Por redaccion

Santo Domingo, Republica Dominicana.- Falleció en la madrugada de hoy el joven Gabriel Martínez se encuentraba entubado y en estado inconsciente en el hospital Ney Arias Lora, luego de sufrir problemas respiratorios tras fumar hooka.
Martínez, de 19 años, fue ingresado al centro asistencial luego de que la noche del 21 de diciembre sufriera los problemas respiratorios, quien permanecía en una sala de reanimación, pero nunca recobró el conocimiento y su estado siempre fue crítico

La semana pasada, el doctor Alfredo Polanco los daños que podrٕía causar el uso de la hookah. El nefrólogo, quien es director médico del hospital traumatológico Ney Arias Lora, sostuvo que el consumo de una hora de hookah es equivalente a 150 y 200 cigarrilos.
Indicó que lo recomendable es no utilizar la hookah porque es tóxica y que en caso de que una persona decida hacerlo que sea de manera limitada.

Lo que un juego de béisbol me mostró sobre Venezuela y su crisis


Dos aficionados celebranImage copyrightAFP
Image captionEl béisbol es una forma de ocio económica para los venezolanos en estos momentos.

"¡Sí, podemos. Sí podemos!", claman miles de venezolanos en Caracas. Es un grito de alivio, de esperanza, de fe. Y no, no tiene nada que ver con la política ni con la crisis que vive Venezuela.
Es deporte. Los Leones de Caracas remontan en la penúltima entrada y ganan 4-2 un apasionante clásico capitalino ante los Tiburones de La Guaira.
Continúa viva la posibilidad de jugar la postemporada y pelear por el título.
Durante una tarde pude comprobar cómo el béisbol, el deporte nacional, sirve de alivio para muchas personas y resume a grandes rasgos el carácter del venezolano y la crisis que atraviesa el país.
La escasa afluencia de público, los problemas de dinero en efectivo, las bromas y las risas que definen al venezolano, las minicorrupciones para conseguir una entrada, la pelea de un vendedor con un aficionado, los niños que se suben al tejado de la tribuna para ver el juego gratis o atrapar una pelota perdida…
Todo eso -además de un emocionante partido- es lo que viví el viernes en el Estadio Universitario de Caracas, más vetusto y básico que los predios de béisbol que visité en Estados Unidos, pero también con más encanto y mejores vistas.

El Estadio Universitario de CaracasImage copyrightAFP
Image captionEl Estadio Universitario de Caracas (aquí en una imagen de archivo) no es tan moderno como las arenas de Estados Unidos, pero tiene mucho más encanto.

Pese a la crisis y la escasa afluencia de un público que ya no se puede permitir gastarse los bolívares en ocio, no es fácil lograr dos entradas.
Tres días antes quise comprarlas por internet, pero ya no pude.
Al día siguiente me desplacé a la tienda de los Leones en un centro comercial y me dijeron que tampoco era posible.
El proceso de ver mi primer partido de béisbol en Venezuela no empieza bien.

El "punto de venta"

Me veo obligado entonces a acudir al estadio el mismo día del partido, a resolver sobre la marcha.
Estoy en Venezuela. Nada más bajarme de la moto, el cuidador con chaleco naranja reflectante ya me ofrece entradas a un precio de 4.000 bolívares, algo superior al oficial.
"Tengo punto de venta", dice de pie sobre la acera ante mi sorpresa.
La máquina para pagar con tarjeta de débito o crédito es quizás el instrumento que mejor explica la devaluación del bolívar y la inflación.
Para pagarle en efectivo por ese precio dos entradas habría necesitado al menos un buen bulto de 80 billetes de 100.
Sigo los conductos oficiales. Al llegar a las taquillas, una larga fila, de esas que ya son habituales para todo en Venezuela.

Fila para conseguir una entradas
Image captionAl no poder comprar una entrada en Internet ni en la tienda oficial los últimos días tuve que hacer cola el mismo día del partido.

Allí, una señora se acerca de nuevo a ofrecer entradas de nuevo a un precio de 4.000 bolívares (US$6 al cambio oficial y US$1,5 al paralelo en el mercado negro, el más usado).
"Te lo dejo en 3.500 y te ahorras la colita", presiona. Es tentador. "¿Tiene punto?", pregunto. "No, podemos ir a uno de los puestos de comida, pero cobra el 20% de comisión".
Continúo decidido a hacer la cola y comprar los boletos en taquilla. Otro revendedor es más insistente. "Hace un año para un juego como éste ya las habría vendido", dice mientras muestra un buen puñado de entradas.
Reventas hay en cualquier país del mundo y para cualquier espectáculo. Lo que sorprende en Venezuela es que no se ocultan de los dos policías que están a 10 metros.

Un estadio semivacío

La crisis ha vaciado el Universitario y eso repercute en los aficionados, en revendedores y en el club.
Según los datos de los Leones, hasta el 19 de diciembre había vendido una media de 6.287 entradas por juego para un estadio con aforo para más de 22.000 personas.
"Los precios han bajado porque no se venden las entradas", me explica otro compañero de fila. El estadio de béisbol quizás sea el único lugar de Venezuela donde no hay inflación.

Un puesto de gorras y camisas de béisbol
Image captionAliani me dice que la crisis se deja sentir. Pocos están dispuestos a pagar 11.000 bolívares por una gorra de su equipo favorito.

Aunque no es el gran clásico Leones-Magallanes, a dos horas de un duelo entre Caracas y La Guaira ya debería ser imposible conseguir boletos y los aficionados estarían en los alrededores, en las tiendas de camisetas y gorras y en los puestos de comida y cervezas. Unos y otros están ahora vacíos.
Sigo en la fila. Un joven con uniforme de la organización ofrece a los pacientes aficionados ahorrarse la fila por 500 bolívares.
¿Qué dirán las personas que están delante? ¿Y la policía que custodia el orden de la línea?
Los primeros aceptan resignados. ¿Y los segundos? "Pasa, pero quiero mi 'comiquita'", le gritan los agentes al muchacho mientras dejan pasar al pagador. "Comiquita" = comisión.
Al final en taquilla compré dos entradas de precio medio, 3.100 bolívares cada una. El salario básico mensual en Venezuela es de 27.000.

Un vendedor en un puesto de trompetas
Image captionComprar una bocina para animar al equipo puede resultar un lujo del que prescindir en tiempos de crisis.

Justo delante de mí hay un joven fanático del Caracas que lleva tres años sin entrar al estadio. "Vine a ver a la familia por Navidad. Vivo en Colombia y ahí es puro fútbol", dice uno de los millones de emigrantes venezolanos que añoran su tierra.
Comienza el partido. El estadio, efectivamente, está muy lejos de llenarse.
Al final terminará con la mitad del aforo completo. La parte de las entradas más baratas, sin techo y sin silla, puro cemento, está prácticamente vacía.
Una cerveza cuesta 700 bolívares. Una bolsa de snacks, 2.700. Unos tequeños (las tradicionales porciones de queso cubiertas de hojaldre), 2.500.
Todos los vendedores que te llevan la comida y la bebida al asiento disponen de punto de venta inalámbrico para cobrar.

Un vendedor de cervezas y snacks
Image captionLos vendedores de snacks y bebidas te llevan el producto al asiento. La inflación y la devaluación de los billetes los obliga a cobrar con tarjeta de crédito o débito.

"Beso, beso"

Además de con el juego me entretengo con una pelea y con la persecución poco esforzada de la policía para que los niños, buenos trepadores, se bajen del tejado.
"¡Beso, beso!", pide el público a una muchacha a la que un joven le ha entregado una pelota perdida. El venezolano es rápido e ingenioso. Y llega el beso.
Dos hinchas rivales delante de mí también pasan el juego echándose bromas. Detrás, un joven baila con cada buena acción del Caracas frente a sus amigos de La Guaira.
Y en las pausas del juegos se activa la "dance cam". Cuando la imagen enfoca a unos aficionados deben bailar. Y responden.

Espectadores en el estadio de béisbol
Image captionPara un partido como el de Caracas contra La Guaira antes era casi imposible encontrar una silla vacía.

Venezuela parece normal. En el país de la crisis, la gente se divierte. Tras meses escribiendo de escasez, pobreza, hospitales sin insumos, problemas monetarios y violencia, hasta me sorprende.
"Esto sirve para drenar y olvidar tanta vaina", me dice con una sonrisa Julio, un veterano con camisa de los Leones. Calcula que se puede gastar 5.000 bolívares cada partido. "El que es fanático viene como sea", dice. Ya no acude tan a menudo, pero aún se lo puede permitir de vez en cuando.
"Lo que pasa es que antes venías con 20.000 y te lo gastabas. Ahora sabes que tienes que volver a casa con 10.000", agrega a su lado César.
"No es que sea un sacrificio, pero ahora te lo piensas más", me dice María Fernanda, que viene acompañada de Efraín, su pareja. "No lo podemos hacer todas las semanas", dice.

Tensión en la tribuna

¿Y el partido? Durante el juego no se habla de la escasez, no se critica al gobierno de Nicolás Maduro ni a la oposición, ni se hacen planes para dejar el país. Al menos por unas horas.
Se critica al árbitro, se insulta al rival, se ensalza al héroe. Como en cualquier espectáculo deportivo de cualquier país.

Un aficionado paga una bebida con tarjeta
Image captionLos aficionados aseguran que ahora miran más que antes los gastos dentro del estadio.

Hay tensión conforme avanzan las entradas y los Leones pierden, pero es un sufrimiento distinto al del día a día.
Una jugada con tres carreras en el octavo inning da la vuelta al partido. El Universitario es puro éxtasis. Los Leones mantienen su racha positiva y pueden llegar a la postemporada y luchar por el título.
"Sí podemos", gritan los aficionados. Algunos quizás hagan un sacrificio para acudir a otro juego.