martes, 28 de febrero de 2017

VÍDEO-Policía apresa joven mató otro en discusión por un vejigazo en celebración del carnaval Constanza.


Imagen relacionadaConstanza, Republica Dominicana.-La Policía apresó al joven señalado como el autor de dar muerte de una puñalada a otro en medio de una riña durante la celebración del carnaval en esa ciudad.
Se trata de Anthony Ferrera Lora, de 23 años, quien fue apresado luego de ser identificado por testigos como el presunto autor de la muerte de Darwin Rafael Capellán Gil, de 22 años.
El reporte preliminar de la Policía explica que el hecho se produjo momentos en que se celebraba el carnaval en esa ciudad, donde de acuerdo a testigos, Capellán Gil formaba parte de un grupo de carnaval y se originó una trifulca por un vejigazo que le propinaron a Ferrera Lora, por lo cual este le infirió al primero las heridas que le produjeron el deceso.



LOS DETALLES AQUÍ⇘⇘⇘⇘CLIC


Tamboril, un menor de apenas 16 años asesina un hombre a cuchilladas


Santiago, Republica Dominicana.-Una adolescente de 16 años mató a cuchilladas un hombre durante una discusión supuestamente por dinero en el sector La Hermita, en Tamboril, Santiago, informó hoy la Policía.

La víctima es Juan Pérez, alias (Rabel), de 40 años, residente en dicho sector,  falleció a causa de heridas punzocortante en la región del tórax heridas. La menor está detenida.

De acuerdo a las declaraciones de testigos, el hecho se produjo cuando el hoy occiso, le reclamó a la jovencita, cuyo nombre es reservado por razones legales, que le buscara 100 dólares que supuestamente le había robado su amigo un tal Henry, apodado (Micharen).

Al lugar del hecho se presentaron los técnicos de la Policía Científica, quienes colectaron como evidencia el arma blanca con la cual se cometió el crimen.        

En cuanto a la detenida será puesta bajo el control del Ministerio Público.

Abusos sexuales, explotación y muerte: el drama que viven las mujeres y niños migrantes en su camino a Europa


Refugiados muertos en LibiaDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionEl desierto y el mar se convierten en trampas fatales para los migrantes.

"Cuando alguien muere en el desierto, arrojan su cuerpo a un lado y eso es todo".
Jon tiene 15 años y es uno de los niños que partió desde Nigeria sin ninguna compañía hacia Libia, con el objetivo de embarcarse hacia Italia.
Su testimonio fue recogido en el informe "Un viaje mortal para los niños. La ruta migratoria del Mediterráneo Central" publicado por UNICEF, el Fondo de las Naciones Unidas para la infancia.
"En Nigeria está Boko Haram, está la muerte. Yo no quería morir. Tenía miedo. Mi viaje entre Nigeria y Libia fue horrible y peligroso", explica Jon.
En septiembre de 2016, se habían identificado a unos 256.000 migrantes se encontraban en Libia de los cuales el 11% eran mujeres y el 9% niños. De estos 23.102 menores, un tercio no tenía a nadie que los acompañara.
Pero se teme que las cifras reales sean tres veces más altas.

Mapa rutas

Los campos

Hace siete meses que Jon, de 15 años, permanece en un campo de detención en Libia.
"Aquí nos tratan como pollos, nos golpean, no nos dan ni agua ni comida decente. Nos acosan. Mucha gente muere aquí".
En un país desgarrado por la lucha entre milicias y el gobierno central, el Estado libio controla 24 centros de detención mientras que los grupos armados mantienen sus propios campos no identificados con migrantes hacinados.

NiñosDerechos de autor de la imagenAP
Image captionEl año pasado, nueve de cada diez niños que lograron cruzar el Mediterráneo hacia Europa lo hicieron por su cuenta.

UNICEF ha descrito estos centros de detención como un infierno en el que mujeres y niños son las principales presas.
Las condiciones de salubridad son mínimas y los lugares están superpoblados: en ocasiones, hasta 20 migrantes están encerrados en celdas de no más de dos metros cuadrados por largos períodos de tiempo.

La ruta

Como ríos que desembocan en el mismo delta, decenas de miles de personas viajan desde el interior de África y Medio Oriente hacia el Mediterráneo con el sueño de llegar a Europa.
Pero antes de jugarse la vida en el mar deben enfrentarse al Sahara.

Mujer refugiada africanaDerechos de autor de la imagenGETTY IMAGES
Image captionLas razones para dejar el país de origen van desde la guerra, la pobreza, hasta el calentamiento climático.

Antes de subirse a precarias embarcaciones para cruzar los 500 kilómetros que separan Libia de Sicilia, tienen que atravesar un infierno de 1.000 kilómetros desde el inicio del desierto libio hasta la costa.
"El viaje fue difícil porque teníamos que caminar. No había autos, cruzamos el desierto caminando dos semanas. A veces andábamos todo un día sin beber agua, a veces dos días", dice Pati, una joven nigeriana de 16 años.
Además de ser una ruta mortal -en 2016 una de cada 40 personas que la intentaron perdieron la vida-, la travesía se ha convertido en un negocio millonario para las redes criminales que trafican con personas.
Los contrabandistas existen porque ofrecen un servicio al que personas desesperadas no pueden acceder de forma legal"
Justin Forsyth, UNICEF
"Los contrabandistas existen porque ofrecen un servicio al que personas desesperadas no pueden acceder de forma legal. A ellos sólo les importa el dinero sangriento que extraen de decenas de miles mujeres y niños, no les preocupa mandar a un chico a su muerte en el Sahara o el Mediterráneo", indica Justin Forsyth, vicedirector ejecutivo de UNICEF.
Los grupos criminales nigerianos suelen ofrecer "paquetes" a Europa por unos 50.000 a 70.000 nairas (unos US$265) que incluyen transporte por tierra y agua, la falsificación de documentos y otros recursos que en muchos de los casos no llegan a materializarse.
Pero una vez que llegan a su destino, la deuda puede ascender a más de US$55.000 euros a ser pagados en prostitución forzada por un período que puede superar los tres años.
Para Forstyth, la ruta migratoria del Mediterráneo Central es ahora una empresa criminal absoluta donde mujeres y niños pagan el precio más alto ya que son abusados sexualmente, explotados y asesinados.

Migrantes africanosDerechos de autor de la imagenDAN KITWOOD
Image captionLos migrantes sufren las condiciones más terribles con la esperanza de alcanzar un destino mejor.

Solos

El año pasado, nueve de cada diez niños que lograron cruzar el Mediterráneo hacia Europa lo hicieron por su cuenta, sin ningún adulto que los asistiera durante la feroz travesía.
"Yo dejé Níger hace dos años y medio, quería cruzar el mar, buscar trabajo, trabajar dura para ayudar a mis cinco hermanos", le dice Issaa, de 14 años, a UNICEF, y añade.
"Mi padre juntó dinero para mi viaje, me deseó buena suerte y luego me dejó ir".
Otros niños viajan con sus padres pero los pierden en el camino.
"Estábamos en el bote hacia a Italia cuando empezó a entrar el agua y nos hundimos. Yo me agarré a otro niño por varias horas. Él me salvó. Pero mi papá y mi mamá murieron. No los volví a ver", cuenta Will, de 8 años, actualmente detenido en Libia.

Migrantes africanosDerechos de autor de la imagenHUW EVANS PICTURE AGENCY
Image captionEn su camino a otro país, los migrantes viven con miedo a ser deportados o detenidos.

Un policía del Ministerio del Interior libio contó a UNICEF que existen docenas de prisiones ilegales que el Estado libio no controla, manejadas por milicias armadas.
"Con una mano le piden al gobierno dinero para mantener a los migrantes, comprar agua, comida, ropa; con la otra controlan en tráfico de personas, usando sus prisiones para mantener a la gente esperando, hasta que puedan traficarlos a su destino".

El estudio

UNICEF entrevistó a 122 personas, 82 mujeres y 40 niños, para su investigación. Los menores -entre 10 y 17 años- provenían de 11 países diferentes.
El 75% de los niños entrevistados dijeron que habían sufrido violencia, acoso o abusos por parte de los adultos.
Casi la mitad de las mujeres entrevistadas fue abusada sexualmente durante la travesía.
Entre las razones para no denunciar estos abusos mencionaron el deshonor, el miedo a ser arrestadas y el temor a ser deportadas.
Al desierto y al mar, se sumó el abismo del silencio.

Opinión sin censura sobre el asesinato de un joven en el carnaval de Constanza



Opinión sin censura
Viviana Collado

Darwin Capellán joven asesinado 

En esta selva de cemento llamada Republica Dominicana, donde la vida no vale nada, donde el quitarle la vida a un ser humano es una cultura gracias a nuestras flamante autoridades que son los responsables de que los criminales tengan licencia.
Como es posible que este joven pierda la vida en fiesta de nuestra cultura y mas frente a los supuestos seguridad de dicho evento carnavalesco, donde estaba la flamante Policía Nacional en esos momentos o mas bien como es posible que dejen entrar a una persona armada a esto tipos de eventos a sabiendas que estamos arropados por una ola de violencia permisiva , esto es inverosímil la vida no tiene precio no me venga nadie a mi a decir que ahora el comité del carnaval Constanza le va ha dar apoyo a los familiares y porque no lo protegieron a el y todos sus municipes ese es el problema de un bando de coprofago leguleyos que realizan actividades sin la mas mínima noción de lo que realizaran yo culpo de esta muerte a los organizadores y el alcalde de esa ciudad por su falta de tacto y protección a sus municipes e inrespetando las reglas de no dejar entrar al recinto donde se lleva a cabo la expresión de un pueblo charlatanes.  

Constanza, República Dominicana.- Falleció mientras recibía atenciones en un hospital de Constanza un joven que recibió una es estocada en el estómago la tarde de este domingo en el parque de ese municipio.
Se trata de Darwin Capellán de 22 años de edad. El occiso pertenecía el grupo de carnaval Los Rabiosos y de acuerdo a informaciones de miembros de la seguridad del carnaval, al momento del vejigazo recibió la herida por parte de Antonio Ferrera Lora quien fue detenido de inmediato y conducido a la inspectoría policial.
Los directivos del carnaval Constanza manifestaron apoyar moral y legalmente a los familiares.

Congelan 687 bienes de Otto Bula en Colombia por caso Odebrecht



Entre los bienes se encuentran 34 inmuebles, cinco vehículos, dos sociedades y 645 cabezas de ganado.

La Fiscalía General de Colombia congeló este lunes 687 bienes, valorados en 18 millones de dólares, del exsenador Otto Bula, vinculado con el escándalo de sobornos de la empresa brasileña Odebrecht en 12 países.
"Según las investigaciones, los bienes a los que se le trató de dar apariencia de legalidad a través de diferentes transacciones tienen que ver con las relaciones de Otto Bula con diferentes actividades ilícitas", informó la directora de Extinción de Dominio de la Fiscalía de Colombia, Andrea Malagón.



Entre los bienes congelados se encuentran 34 inmuebles, entre ellos dos lujosos en Cartagena, cinco vehículos, dos sociedades y 645 cabezas de ganado ubicados en los departamentos de Córdoba, Bolívar, Antioquia y Cundinamarca, cuyo valor aproximado es de 53 mil millones de pesos (unos 18,2 millones de dólares) que están a nombre del excongresita, de sus familiares y de supuestos testaferros.



Bula es acusado de mantener relación con estructuras del paramilitarismo en el departamento de Antioquia (noroeste), así como también de delito de desplazamiento forzado en 2008 para la “concentración de tierras en cabeza de una sola persona” en los Montes de María, ubicado entre los departamentos de Sucre y Bolívar y por sus vínculos con el caso Odebrecht.
Por su parte, la Fiscalía también reveló supuestos nexos del exsenador con el fallecido narcotraficante Wilmar Alexis Metaute Zapata, alias “Pichi Calvo”, miembro de la mafia llamada “Oficina de Envigado”.
El excongresista fue detenido el pasado 15 de enero tras haber recibido 4,6 millones de dólares en sobornos de Odebrecht por intermediar en la consecución de contratos para la firma brasileña en Colombia.
Según Bula, el único dinero que conoció y manejó de los 4, 6 millones de dólares que parecen en el contrato, fue un millón de dólares que por solicitud de Odebrecht financiaron la campaña de reelección en 2014 del presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

La dolorosa agonía y muerte de Gustavito, el único hipopótamo de El Salvador que murió en un "cobarde e inhumano" ataque


Gustavito comiendo sus vegetales.Derechos de autor de la imagenPARQUE ZOOLÓGICO DE EL SALVADOR
Image captionGustavito llevaba 12 años en el zoológico nacional de El Salvador.

Gustavito pasó casi dos días escondido en su estanque, sin comer nada y aguantando terribles dolores.
Debido a su conducta extraña, el jueves 22 de febrero, personal del Parque Zoológico de San Salvador descubrió que tenía múltiples cortes y hematomas en todo el cuerpo.
Pese a los esfuerzos de veterinarios y biólogos que lo atendieron, el único hipopótamo en El Salvador falleció en la noche del domingo.
Gustavito, debido al ataque, sufría de "hematomas, laceraciones en la cabeza y cuerpo; también cólicos y dolor abdominal", según reportó el equipo de veterinarios que lo atendió,
Quienes lo atacaron utilizaron armas punzocortantes y objetos contundentes.
Tenía múltiples y profundos cortes en la cabeza y hocico, por lo que se cree que Gustavito intentó defenderse de sus atacantes.
La Secretaría de Cultura del gobierno salvadoreño calificó al ataque como "cobarde e inhumano" y lamentó el deceso del animal.

Investigación en progreso

El Parque Zoológico salvadoreño, de dependencia estatal, informó a BBC Mundo que el mortal ataque contra el mamífero semiacuático ya fue reportado a las autoridades y la Policía Nacional busca a los responsables desde la anterior semana.
Las instalaciones del zoo de San Salvador fueron cerradas desde el viernes como medida de seguridad.

Gustavito es atendido por veterinarios.Derechos de autor de la imagenSECRETARÍA DE CULTURA DE EL SALVADOR
Image captionEl jueves 22 se detectó que Gustavito se encontraba gravemente herido.

El ataque se produjo entre la noche del martes y las primeras horas del miércoles, según informó la Secretaría de Cultura de El Salvador, lo que significa que Gustavito pasó alrededor de 36 horas antes de recibir los primeros auxilios.
Desde que las graves heridas del mamífero fueron detectadas, el hipopótamo estuvo monitoreado permanentemente por un equipo veterinario y permaneció sedado.
"Fui testigo del arduo trabajo que efectuaron los médicos veterinarios, biólogos y cuidadores para salvar la vida del hipopótamo Gustavito; agradezco por su incondicional muestra de profesionalismo, ya que pasaron día y noche haciendo los procedimientos necesarios para restablecerle su salud, luego de la brutalidad con la que fue agredido", dijo la secretaria de Cultura de la Presidencia, Silvia Elena Regalado
El Parque Zoológico incrementará el personal que custodia a los animales en horario nocturno para evitar ataques como el sufrido por este animal.
Gustavito llegó a El Salvador en octubre de 2004, según reseña el portal digital El Faro.
Antes de él, el hipopótamo Alfredito vivió en el zoológico de la capital salvadoreña durante 26 años, hasta su muerte en 2004.

Indignación en El Salvador

Partidos políticos en el Congreso salvadoreño propusieron este lunes reformas al Código Penal para imponer penas de entre 4 y 6 años al maltrato animal.
"El acto de crueldad contra el hipopótamo Gustavito, un animal en resguardo que no significa peligro para nadie, es el reflejo de nuestra sociedad enferma de violencia", señala el documento presentado por la diputada Patricia Valdivieso, de la Alianza Republicana Nacionalista (oposición).

Gustavito en su piscinaDerechos de autor de la imagenPARQUE ZOOLÓGICO NACIONAL DE EL SALVADOR
Image captionLa Policía Nacional de El Salvador ya investiga quiénes fueron los autores del mortal ataque al hipopótamo.

El hipopótamo era uno de los animales más queridos del zoológico salvadoreño y por ello usuarios de redes sociales en ese país expresaron su indignación por el mortal ataque.
También cuestionaron la seguridad del recinto para animales y algunos pidieron su cierre definitivo.
No es la primera vez que la ciudadanía reclama por el cuidado de los animales del zoológico ya que en los últimos años se registraron los decesos de una cobra, un borrego y un cachorro de león africano.
Mientras tanto, cientos de salvadoreños usaron sus cuentas de Facebook y Twitter para compartir un mismo mensaje: "Perdónanos, Gustavito".